CRÓNICAS

El Real Zaragoza vence al Sporting en la niebla (2-0)

Jorge Rodríguez Gascón.

Luis suarez golpea

El Real Zaragoza venció al Sporting de Gijón (2-0) en la primera cita del año, en un partido vibrante, sin freno, que se decidió entre el frío y la niebla de La Romareda. El equipo de Víctor Fernández se adelantó en la primera jugada del partido y dispuso de media docena de ocasiones para la sentencia. Llegó en el segundo tiempo, después de que Luis Suárez culminara una brillante jugada colectiva. El colombiano mostró que es un jugador que puede combatir los imposibles. Antes y después del segundo tanto aragonés se asomó el Sporting a la portería de Cristian Álvarez. El portero venció la inactividad y supo asumir su papel de siempre. El de un guardameta que posee una magia especial, un don que se manifiesta en los momentos importantes.

El Zaragoza ha descubierto que le conviene el caos, el fútbol de vértigo que propone Luis Suárez. En ese plan de partido también se mueve a la perfección Raúl Guti, afianzado como el líder de este bloque. Disfruta a su vez Alberto Soro que posee, además de una técnica privilegiada, un carácter combativo impropio de los futbolistas de su condición. Los dos canteranos se dieron cita en el primer gol del Zaragoza, que llegó mucho antes de lo esperado. En el primer minuto de juego, el equipo aragonés se puso por delante en una falta lateral, una de esas suertes que hasta hace poco parecían reservadas a los rivales. Soro planeó su centro con la zurda y Guti remató libre de marca a la red de Mariño (1-0).

El gol prematuro le dio al Zaragoza la oportunidad de alternar el ataque posicional con el fútbol de transición. Se aplicó en la presión tras pérdida, fue un equipo agresivo, capaz de convertir la primera defensa en un ataque a la nuez del rival. El Sporting llegó tarde a la cita y cuando quiso darse cuenta se jugaba un partido que no estaba en su guión. Aún así, Manu García apareció para dar el pase definitivo, pero ni Djurdjevic ni Aitor García fueron capaces de culminarlo.

El Zaragoza profundizó por el costado izquierdo, donde apareció un Igbekeme aparatoso, pero cada vez más entonado. En ese ambiente de descontrol que era el encuentro, gobernó Raúl Guti y reinó Luis Suárez. Hay jugadas que definen a los futbolistas y ninguna como la que llegó al borde del descanso. Suárez intuyó el error de Cordero en el pase atrás, en un balón que otros considerarían perdido. El colombiano recuperó, enfiló la portería y sentó a Mariño en el camino. Con todo a favor, disparó al palo y La Romareda lamentó haber cantado el gol antes de tiempo. La reacción del público fue unánime: lejos de reprochar nada al nuevo ídolo local, ovacionó la acción de Suarez, que acababa de fallar el gol más sencillo de su carrera. En un partido que se pospuso por la gripe del Sporting el pasado viernes, Suárez aplazó su protagonismo en el partido.

Su gol llegaría en el segundo tiempo, en el mejor momento del Zaragoza en el partido. Javi Puado midió los tiempos y encontró la carrera de Carlos Vigaray. El lateral pisó la línea de fondo y puso el balón en boca de gol. No acertó Igbekeme en el remate pero a la espera estaba Luis Suárez, que escribió con la zurda su firma en el marcador (2-0).

Tras el segundo gol zaragocista, el Sporting se volcó sin reservas. Disfrutó entonces de las mejores ocasiones, en las que se topó con la sombra de Cristian Álvarez y su larguero. En el tramo final del encuentro, la entrada de Javi Ros y Shinji Kagawa le dio al equipo el punto de calma que necesitaba para cerrar la victoria. No es una virtud prescindible en este Zaragoza, que presume de su carácter pasional y de su pulso competitivo. Un equipo joven y entusiasta al que le cuesta administrar los tiempos de juego y evitar el intercambio de golpes.

El partido dejó otras grandes noticias: el regreso de Carlos Vigaray y su zancada, la mezcla de Enrique Clemente y Pichu Atienza, la integración de Javi Puado o la mejoría de Igbekeme. Y sirvió para premiar el fútbol desmedido de Luis Suárez, la jerarquía de Raúl Guti, los reflejos de Cristian Álvarez y el talento de Alberto Soro.

Víctor Fernández resumió en sala de prensa una victoria entre la niebla: “El triunfo es un paso más para acercarnos a nuestro sueño”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s