OPINIÓN

Pombo, Labordeta y la libertad

pombo

Manuel Gálvez.

Las voces no han dejado de escucharse en todo este tiempo. Los miles de jueces dictan sentencia y lo hacen todos a la vez. Unos quieren que se le caiga el pelo o que lo siga teniendo rapado. Los otros disfrutan de la libertad que emana quien la practica. Atreverse a serlo es peligroso con los que “aman” encerrar a quienes osan desarrollarla y se mantienen en defenderla, aunque la mayoría del jurado les vote culpables de disfrutarla.

El miedo es libre, eso dicen, y por escrito queda fatal, máxima demostración de que es mentira y cobarde, perdón por la obviedad, pero como frase mala necesita de las mismas para explicarse. Pero las personas miedosas no lo son. El miedo por cobardía no debe merecer la empatía, por seguir a la mayoría gritona, afónica de sentido común, simplona como quien repite como propios los argumentos que ve y escucha en los medios o en el bar.

Todo se le puede quitar a una persona, su dignidad, su cuerpo, sus posesiones, pero es imposible quitarle el pensamiento a quien quiere mantenerlo. La soledad tiene cosas buenas, nadie intenta convencerte de que sus ideas son las que debes tener, pues ya lo intentaron con todas sus fuerzas y perdieron esta carrera de fondo. Que se fastidien y se ahoguen en esa orilla que vieron tan cercana.

Pombo es el vagabundo de las estrellas. Descansa en su banco desde donde otea un horizonte de barrotes de hormigón. En su mente, las cerraduras de sus cárceles las abre su zaragocismo y su confianza en sí mismo. Todos tenemos un precio en esta putrefacta sociedad y el de Jorge es intentar ser feliz en el club de su vida. Tener confianza en uno mismo no es egocentrismo sino el mayor acto de resistencia en esta sociedad que busca personas manipulables, asustadizas, manejables. La mayoría siempre se equivoca en el objetivo de sus críticas, pues si es tan evidente, raro será que realmente lo merezca.

Quienes le critican jugarían gratis, o dejarían que sus hijos, hermanos o amigos lo hicieran. No se lo creen ni ellos, son los primeros que mandarían a la mierda su sentimiento zaragocista y se irían a otro lugar donde se sintieran valorados. Y eso es lo que ha hecho Pombo, intentar juntar las dos cosas, jugar en el equipo de su corazón y poder cobrar algo que considera justo. Ha resistido y ha ganado. Ha luchado de manera silenciosa, por lo menos en estos últimos meses, por seguir en su Real Zaragoza. Sabe que arriesgó mucho, que llevó el órdago a un lugar donde se lo jugaba todo, la casa, el coche, hasta los calzoncillos.

En este país donde los políticos merecen que la gente que vota lo siga haciendo, pues entiendo que son tal para cual, el desgobierno de Pombo se convierte en virtud ética y moral, ir por libre, regate ácrata, actitud anárquica, pues el ser humano no merece otra cosa.

Esta España de resistencia, Broncano mediante, humor navajero, heridas curadas con alcohol de quemar, o de beber, emborracharse del talento de Pombo nunca será una mala opción. Aznar perdió varias elecciones antes de ganar, al igual que Rajoy o Pedro Sánchez, resistieron en un mundo, el político donde la guerra no termina nunca y cuando te relajas al llegar a casa, son los tuyos los que te apuñalan por la espalda, que son las únicas que terminan consiguiendo sus objetivos, eso bien lo saben los políticos y mejor los zaragocistas. Todo esto me lleva a que Pombo será un día nuestro presidente. Mientras tanto lo será a/en la sombra, en la cárcel que algunos nunca le dejarán salir.

Jorge se tumba en su minúscula cama cuyo colchón está roído por las ratas, el resto de presos duermen en sus celdas, Pombo se ha encargado de abrir sus mentes y se ha puesto a cantar: “Habrá un día en que todos al levantar la vista veremos un cielo que grite libertad”. Labordeta ondea al viento su bufanda blanquiazul.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s