CRÓNICAS

El Real Zaragoza se deja dos puntos en Ponferrada

ponferradina vs real zaragoza

Al Real Zaragoza se le atragantó su visita a Ponferrada. Marcó primero, celebró el estreno goleador de Shinji Kagawa y permitió el empate final de la Ponferradina. El equipo leonés, que regresa a la categoría, mostró su entusiasmo y su afán de rebeldía. Al Zaragoza le sobró el último cuarto de hora, empeñado en refugiarse al borde de su área. A la espera, también, de un contragolpe que nunca llegó. Creció la Ponferradina y logró el empate cuando al Zaragoza ya le pesaban las piernas. Pablo Valcarce tuvo que marcar dos goles para igualar el marcador a cinco minutos del final, del mismo modo que Kagawa remató dos veces en el tanto que adelantó al Zaragoza.

En un partido que fue muchos en uno solo, al equipo de Víctor Fernández le faltó autoridad y oficio para calmar las aguas y controlar el arrebato final de los locales. El Real Zaragoza sigue en busca de un estilo que le permita controlar el curso de los partidos y no solo un tramo de los mismos. En dos encuentros ha encontrado algún atajo feliz: el fútbol veloz que proponen sus delanteros, la varita de Kagawa, la carrera profunda de sus laterales y el poder aéreo de sus centrales. Con el marcador a favor, al equipo aragonés le faltó paciencia y sentido de la oportunidad. Sin rastro del fútbol que distingue a este equipo, el Zaragoza reculó en exceso, como si esperara un sinfín de milagros de su portero. El más sonoro llegó tras un remate de Yuri de Sousa, un delantero eterno, cuando el marcador ya señalaba el empate final. Cristian Álvarez resolvió con esa magia que le acompaña casi siempre, la misma que le permite detener balones imposibles un día sí y otro también.

El partido siguió un curso extraño en el Toralín. Empezó mejor la Ponferradina, se recuperó pronto el Zaragoza y se adueñó del encuentro. Gracias, entre otras cosas, al juego explosivo de James Igbekeme, al fútbol maduro de Raúl Guti y al despliegue de Vigaray y Nieto. Mediada la primera mitad, llegaron los mejores minutos del equipo aragonés en el partido. En ese tramo, el cuadro de Víctor Fernández mostró algunas variantes fundamentales. Su capacidad para leer las debilidades del adversario y su facilidad para combinar el fútbol posicional y el juego de contragolpe. Sin acierto en los remates más peligrosos, que firmaron Nieto y Dwamena, el Zaragoza encajó al borde del descanso un gol que nunca subió al marcador. El VAR se ha estrenado en Segunda División y sus correcciones sonríen, de momento y con justicia, al Real Zaragoza.

Al filo de la hora de partido, Kagawa recogió un centro de Igbekeme. El japonés se paseó por el área, probó suerte con la derecha y, tras recoger su rechace, firmó su primer tanto con la izquierda. Pudo haber sido el cierre ideal a un partido incómodo, caprichoso y difícil de definir. Pero el Zaragoza no supo defenderse con balón y no dominó el otro fútbol, ese que planea en todos los partidos de Segunda. Sin rastro ya de sus delanteros, debilitado también en los cambios, el Zaragoza dejó escapar una victoria estratégica. El tanto del empate llegó, una vez más, en los minutos finales. La acción final la inició Isi Palazón y la culminó un jugador testarudo, Pablo Valcarce.

La Ponferradina celebró el empate en su regreso a El Toralín, esta vez en la división de plata. El Zaragoza no supo vencer en uno de esos campos que permiten dominar en Segunda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s