OPINIÓN

Breve diccionario Kagawa-Zaragoza

Manu Galvez.

DSC_0118

Nuestro Real Zaragoza ha fichado a Kagawa, jugador japonés que es una estrella en este mundo futbolístico donde lo que se realiza en el terreno de juego es la mitad de un todo donde la otra parte fundamental es la mediática. Kagawa es mediático por lo que ha hecho en el campo en equipos tan importantes en Europa como son el Borussia Dortmund y el Manchester United, y por ser de un país donde sus compatriotas lo dan todo por el que logra triunfar en algo donde ellos no son la principal potencia. El lenguaje en el fútbol es una cosa de emociones, de sensaciones que no se pueden explicar fácilmente, de pertenencia a algo intangible pero que puedes tocar con la nitidez de los sueños en los que poder despertarse. Los japoneses y los españoles compartimos esa pasión desaforada, inexplicable, por razones inentendibles para la lógica y que por eso mismo son las que más felices nos hacen. Aquí voy a explicar unos conceptos japoneses que con solo una palabra representan una sensación completa, un pensamiento, una acción que hasta ahora no habíamos sabido resumir en una sola palabra y que se puede convalidar perfectamente con esta relación de amor que ahora comienza entre Kagawa y nuestro Real Zaragoza.

1)Hitoritabi. Un viaje que emprendemos a solas, con todo el sentido de aventura, autoconocimiento y riesgo que eso implica. Al regresar de un hitoritabi, ya no seremos los mismos, o quizá seremos más nosotros que nunca.

Eso es lo que ha hecho Kagawa. Viajar solo a un lugar mágico para él, una especie de Comala o Macondo. Zaragoza es una irrealidad para un jugador acostumbrado a jugar en la élite europea, lugar donde estuvimos hace algún tiempo, pero que ahora es un recuerdo al que le da verosimilitud nuestra sala de trofeos. Kagawa es un aventurero, un soñador galdosiano en cuya cabeza no para de retumbar unas voces que dicen que Zaragoza no se rinde. Su obsesión es ayudar a llevarnos a primera división y si lo consigue , está claro que no volverá  a ser el mismo. Será nuestro Emperador, nuestro rey más importante desde Fernando el Católico.

2)Ikigai. “Razón de vida”. La pasión o el propósito que nos motiva a levantarnos cada mañana con ganas de afrontar un nuevo día dando lo mejor de nosotros mismos. Esta motivación da sentido a nuestra existencia, además de mantenernos activos y proporcionarnos felicidad.

Para los zaragocistas está claro cuál es la razón de nuestra existencia. Nuestro equipo solo con observar el escudo, nos emociona, nos lleva a lugares de nuestra mente y nuestro corazón a donde solo puede llegar una rubia buena y cariñosa. La semana solo merece la pena porque el fin de semana juega nuestro Real Zaragoza y nuestro corazón empezará a funcionar, cansado y dormido durante la semana de aguantar un trabajo nada motivante y un jefe que lo es aún menos. Una realidad que se enciende cada día pero de la que solo merece la pena el apagón que surge cada noche de manera dormida. Kagawa necesitaba un nuevo reto, algo que alimentase su espíritu imperecedero, algo que hiciera sentir su alma brillante hasta deslumbrarse de sí misma. Después de ganar Premier Leagues y Bundesligas solo te queda querer subir al Real Zaragoza al lugar que le corresponde. Kagawa es un visionario y un justiciero. Un quijote japonés que no tendrá que hacerse el harakiri, pues cumplirá con sus deberes. Y cuando consiga el objetivo de ayudar a subirnos a primera, la felicidad le hincará en un modo “sumo”, rebosante, en el que todos ayudaremos para que siempre sea así.

3)Koi-no-yokan. El presentimiento de que acabaremos enamorándonos de una persona a la que acabamos de conocer. Literalmente significa “premonición de amor”, algo que podemos sentir físicamente, como un vértigo.

Y nos mareamos en nuestro japonés de oro. La ilusión puesta en que de sus botas salga la magia que haga desaparecer seis años de recuerdos negros, como un cuervo ciego que se da de bruces contra el mismo árbol, viejo, feo, deforme, uno de segunda división. Que la memoria nos vuelva en primera división, donde siempre estuvieron nuestras alegrías y los pocos olvidos en forma de derrota. Enamorarnos de un japonés pegado a una pelota de cuero campando por nuestra Romareda vieja e ilustre. Quererle aún cuando no ha hecho nada de eso, pero es que el amor no tiene sentido, como no lo tiene que él se haya enamorado de nuestro equipo. El amor cuando es mutuo es cuando es más real e inexplicable. La locura, cuerda de la que se sostiene.

4)Nakama. Más que un amigo: alguien cercano a quien consideramos como de la familia.

Kagawa ya es un zaragocista más que tiene siempre la habitación reservada de cada una de nuestras casas, a las visitas. Esa sonrisa suya tan natural en la presentación, la paz que transmitía y la seguridad de que había tomado la decisión acertada. Como si fuera un maño que se había dado cuenta que lo era una vez llegado a la ciudad. Un japonés que no lo es tanto.

5)Seijaku. Serenidad en medio del caos. Cuando a nuestro alrededor el mundo parece haber enloquecido pero nosotros permanecemos tranquilos.

Kagawa y la expectación que le rodea. La paz que transmite, no se inmuta ante las esperanzas puestas en él. Pero no lo hace por chulería o desdén, sino por todo lo contrario, ama lo que hace y ama aún más el objetivo que tiene este año. Zaragoza le ha hecho volver a sentir y eso siempre se agradece si eres una persona especial. Los insensibles solo quieren dinero y fama. Por eso el Madrid y el Barsa están llenos de jugadores muy buenos y a la vez muy malos.

6)Sunao. Nuestro comportamiento sincero y desinhibido cuando seguimos los dictados del corazón y no lo que se espera de nosotros. Cuando nos reprimimos de hacer algo que desearíamos, como mandar un mensaje a la persona que nos gusta justo después de una cita porque entendemos que le molestará si lo hacemos, en ese caso sacrificamos nuestro sunao, víctimas de las convenciones sociales.

En el mundo del futbol parece que solo existe el éxito deportivo, los títulos , las copas, y el éxito financiero, conseguir cada vez un contrato más millonario y longevo en el tiempo. Kagawa se ha pasado todo eso por el arco del triunfo. El romanticismo no ha sido solo un movimiento filosófico y literario, es cierto que nació en Alemania, primer lugar que conquistó nuestro Kagawa, y puede que allí cogiera sus conceptos hasta hacerlos suyos. Hay quien se mueve por otros preceptos, impulsos que tienen que ver con el corazón y no con la cabeza. Nadie sería zaragocista si así fuera y gracias a dios que así sea. Usar la razón solo sirve para esquivar la muerte, y ni eso consigue. Kagawa podría morir en Zaragoza, real y metafóricamente , y por eso precisamente viene.

7)Takane-no-hana. Un objetivo más allá de nuestro alcance, como una flor en lo alto de la montaña. Lo sabemos inalcanzable pero no por ello desistimos en nuestro empeño.

Como intentar que el Real Zaragoza fichara a un jugador top mundial como es Kagawa. Cuando tocas lo imposible, aquello se deshace entre tus manos evaporándose entre los dedos. Las ilusiones siempre pueden hacerse realidad. El dinero es cosa de banqueros y el Zaragoza pagará a Kagawa con “sensaciones de vida” difíciles de explicar a un futbolista millonario que muere por seguir siéndolo. Cuando el cuerpo y el alma se retuercen excitados, la vida no tiene precio y eso es lo que busca Shinji, nombre de pila de nuestro nuevo amigo.

La otra flor que está en lo alto de la montaña y que parece inalcanzable es el ascenso a una aún más inexpugnable, llegar a primera división. Pero si Kagawa llegó, sin tener la máquina de hacer dinero, y andando bastante escasos de él, el otro objetivo aparece más cercano y por fin tangible.  Kagawa sigue con esas voces en la cabeza de que Zaragoza nunca se rinde. A la séptima irá la vencida, de eso estoy seguro. Zaragoza se convertirá en un gran bosque de cerezos en flor y vivirá por fin en una primavera continua y merecida.

 

Foto: El Gol del Cierzo // Miguel Ángel Gayoso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s