ENTREVISTAS

José Luis Loreto: “Víctor Fernández es para mí una persona intocable”

loreto (3)

Hay pocas relaciones tan especiales como la de un entrenador y su segundo. Hay muchos ejemplos en el fútbol; Brian Clought y Peter Taylor, Guardiola y Tito Villanova, Zinedine Zidane y David Bettoni. ¿Cómo es la relación entre Víctor Fernández y José Luis Loreto?

 Nunca había tenido una relación cercana con Víctor. Nuestras carreras se separaron cuando me fui del Zaragoza. Pero yo soy muy agradecido. Víctor me ha dado una oportunidad que no me ha dado mucha gente que tenía más relación conmigo. Le estaré eternamente agradecido y seré fiel a su lado. Es algo que él va viendo cada día. Le ayudaré en todo lo que pueda. Para mí Víctor es una persona intocable, por la oportunidad que me ha dado. Sé que yo le puedo ayudar y que él me va a hacer crecer mucho a mí. Estoy cada día a su lado, empapándome de todas las cosas positivas que tiene él.

¿Qué consejos les das a los futbolistas, a chicos que están en la posición en la que tú has estado?

Les das consejos de todo. A veces he tenido charlas con los futbolistas cuando les ves que están en un mal momento de confianza o de juego, bajos de moral. Me gusta estar en ese papel, hablar con ellos. Les doy consejos futbolísticos, porque a veces una persona joven piensa que lo sabe todo y no ve sus errores. La relación con los jugadores ha sido muy buena, me han tenido mucho respeto, me han dado mucho cariño. Las charlas que he tenido con los futbolistas han sido positivas. Al final, tengo que estar apoyando a Víctor porque él tiene muchas cosas en la cabeza y yo debo servirle de apoyo. También a la hora de hablar con los futbolistas, en las diferentes situaciones que puedan darse, no solo en las deportivas…

Cuando llegáis en diciembre, conseguisteis cambiar la suerte del Zaragoza. Tras la victoria ante el Extremadura, en la que Víctor fue expulsado, tuviste protagonismo en el Molinón…

Sí, todo cae de golpe. La llamada de Víctor fue muy rápida. En el primer partido lo expulsan y lo primero que pensé es que la semana siguiente me tocaba estar a mí allí. Fue una alegría, no por su expulsión, sino porque vas a vivir algo que muchos entrenadores no han podido experimentar. Técnicos que trabajan muy bien las categorías menos mediáticas. Yo lo viví en El Molinón. Fue un día bonito, de muchos nervios. En cuanto el balón echó a rodar, me centré en el partido y conseguimos la victoria.

Se da la casualidad de que en una temporada que se puede definir como la crónica de una decepción, al Zaragoza se le han dado bien los equipos asturianos…

En la situación en la que veníamos, cualquier victoria era necesaria. No teníamos margen de error. Creo que eso ha sido lo peor. Saber que una derrota te dejaba en el límite… Ha sido una temporada agónica y por eso digo que Víctor ha sacado muchísimo rendimiento a este equipo. Quizá nos ha faltado algo de suerte en algún partido puntual ante equipos grandes, como ante el Málaga, que acabamos perdiendo 0-2, o ante el Cádiz, donde nos empatan tras una primera parte brutal. Al final, la trayectoria del equipo ha sido muy positiva pero no sirve. No ha servido más que para salvar al equipo de un estado de enfermedad grave.

Pep Biel ha sido uno de los protagonistas inesperados de la salvación…

Creo que ha sido una sorpresa para todos. Yo no lo conocía, lo había visto jugar ante el Nástic, el día de su debut, con ese gol de falta. No lo había visto desde dentro. Y su evolución ha sido brutal. Desde que empezó con nosotros ha ido creciendo y consiguió lo más difícil, mantener el nivel durante muchos partidos. A veces cuando debutas tienes un par de partidos que son buenos, porque la ilusión te lleva. Pero cuando llega la calma y ves la presión de cerca, muchos jugadores no son capaces de mantener el rendimiento. Él sí que ha sido capaz. Pero ya no vale. Procuro hablar con él antes de los partidos y le pido que se olvide de lo que ha hecho porque mañana ya no vale. El fútbol no tiene memoria. A mis jugadores siempre les digo que en el fútbol se ríe y se llora de domingo a domingo. Un domingo te estás riendo y al siguiente hay que intentar llorar lo menos posible. El fútbol no tiene historia, no tiene pasado. Lo puedes haber hecho muy bien y te penaliza más que un día lo hagas mal. Hay que pensar que cada día empieza algo nuevo y es lo que intento transmitir a la gente joven. Cada año empieza una batalla y hay que seguir creciendo. Entre otras cosas, porque Pep Biel tiene mucho margen de mejora. Y no solo él, también Nieto, Lasure, Soro, Delmás… Una serie de futbolistas de cantera que están rindiendo a un buen nivel…

Has dicho cantera y este ha sido el año de la cantera en el Real Zaragoza… ¿Crees que la cantera es una parte fundamental de la solución a nuestros problemas?

Es una obligación de solución. Cuando un equipo tiene unas limitaciones económicas tienes que intentar sacar rendimiento de la cantera. Se están haciendo muy bien las cosas desde la Ciudad Deportiva y eso es evidente. Este año el equipo del División de Honor Juvenil, que entrena Iván Martínez, ha hecho una temporada espectacular. Los jugadores que están apareciendo en la primera plantilla están rindiendo con unas expectativas muy altas. No nos queda otra que confiar en la cantera. Es un trabajo que ha de hacerse año a año. Los jugadores que han salido del juvenil son futbolistas de una gran proyección pero son todavía muy jóvenes. Ahora es cuando realmente tienen que empezar a pegar el paso. Esa es una función que el club está haciendo muy bien y que en estos momentos es una clave para tener jugadores que representen una solución.

Vamos a hablar también de soluciones de mercado. El año pasado se hablaba de la continuidad de un proyecto, este se habla de renovación masiva de la plantilla. ¿Por dónde crees que debe ir esta reestructuración del Zaragoza?

Está claro que el equipo necesita mejorar. Hay que hacerlo. La frase de la reconstrucción masiva es una frase algo espectacular, pero es evidente que hay que crecer. Sin entrar en detalles que hemos hablado con la dirección deportiva, está claro que hay apuntalar cosas para competir con los de arriba. Hay una reflexión muy importante. Ni siquiera dando nuestra mejor versión, que ha sucedido con Víctor Fernández, hemos sido capaces de ganarles a los de arriba. Contra el Málaga, perdimos. Con una buena versión ante el Cádiz, empatamos. Con una buena versión ante el Deportivo, perdimos. Es evidente que algo hay que mejorar y en esa línea trabaja la dirección deportiva con Víctor Fernández, que es el que lleva el peso de todo esto. Creo que se están haciendo las cosas bien, teniendo en cuenta que no es una tarea fácil. Si tuviéramos 100 millones ya tendríamos la plantilla hecha. No es fácil encontrar lo que buscamos y evitar los errores. Lo dijo Víctor en rueda de prensa: no podemos fallar en lo que firmemos. No puedes precipitarte, a pesar de que la gente quiera fichajes ya hoy. Tenemos que fichar las piezas que necesite el equipo, futbolistas que sean del perfil de su entrenador, que mejoren la plantilla en comparación con la temporada anterior. Tenemos que hilar muy fino, mirar el tema económico y dar los pasos adecuados para que cuando acabe el verano tengamos una plantilla competitiva.

Si tuvieras la posibilidad de elegir a algunos futbolistas de la categoría, ¿Quiénes serían? ¿Quiénes son los que más te han impresionado?

Es una pregunta a la que no te puedo contestar. Hemos hablado mucho y en la categoría hay mucho talento. Llevamos mucho tiempo planificando la temporada, viendo jugadores que le gustan a Víctor. Que le gustan a él, que me gustan a mí, que le gustan también a Roberto Cabellud, que trabaja con nosotros y lleva más tiempo con Víctor. Hay muchos jugadores importantes, pero que podamos traerlos es otro cantar. En lo que traigamos no podemos fallar. Y si lo hacemos, debe ser en el mínimo error posible.

Tengo claro que esta plantilla no era para estar en descenso. Y se ha demostrado después. Pero ni siquiera con tu mejor versión te ha dado para ganarle a los grandes. Sabemos que nos ha faltado algo para competir con los de arriba. Y debemos encontrarlo. Debemos competir contra todos, sin que importe el límite salarial o el presupuesto. Todo pasa por hacer un buen equipo, por acertar en las decisiones y eso será una garantía para competir contra cualquiera.

Has hablado de futbolistas que nunca fallan y James Igbekeme ha sido uno de ellos en este Zaragoza. ¿Cómo defines su temporada y su juego?

La temporada de James ha sido una gran noticia para todos. Era un futbolista que venía de la segunda portuguesa. Y se convierte en un jugador vital. Desde que estamos nosotros, ha sido un jugador que ha dado un rendimiento altísimo. Su mayor potencial es que tiene trabajo defensivo, no pierde balones, tiene buena calidad técnica. Y luego tiene una cosa muy importante: en conducción con balón es capaz de desbordar líneas. Tiene una potencia tremenda. Es un chico joven y debe seguir creciendo en las cosas en las que todavía puede mejorar. Pero se ha convertido en un jugador muy, muy importante para nosotros.

Y también muy cotizado, ¿hay algún jugador que consideras imprescindible?

James es fundamental para nosotros. Yo no sé el tema de la economía, me imagino que si viene un equipo y te da 10 millones, lo venderían. Pero ahora mismo ni nos lo planteamos. Ni creo que Víctor se lo planteara… En la situación en la que está el club, se podría estudiar, pero para nosotros es un jugador vital. De cara a la confección de la plantilla, estamos preparando el equipo con James Igbekeme. Esperamos que sea un jugador todavía más importante el año que viene.

Tiene algo que tienen los buenos futbolistas. La capacidad de levantar a una grada en una conducción, de alegrar en un momento un partido triste…

Sí, porque cuando conduce el balón es capaz de saltar líneas, con esa potencia… es espectacular. Pero si te fijas, hace un buen trabajo defensivo, es un jugador honrado, con potencia, tiene mucha calidad. A La Romareda le gusta y todos los entrenadores lo hemos disfrutado. Aún así, el año que viene hay que hacer más… Hay que intentar que esos futbolistas que han dado un buen nivel, den un paso más. Que los que han dado menos de lo esperado, se recuperen. Se tienen que unir todas estas cosas para que el equipo pueda estar arriba…

En un año en el que hemos sufrido, también hemos disfrutado con la aparición de Carlos Nieto. Por su trabajo silencioso, porque es el premio a la constancia…

Nieto es otro ejemplo, como Pep Biel. Tiene una presencia física muy buena para ser lateral (1´83), tiene mucha calidad, tiene fuerza y muy buenas condiciones… Un día hablé con él y le dije que lo único que le faltaba era creer más en sí mismo. Le ponía el ejemplo de Jordi Alba y le decía que se fijara en su forma de subir la banda. Le decía que no se podía conformar con subir dos veces. Le decía: “si quieres ser un lateral de primera línea, tienes que bombardear”. Tiene que ir, bajar, bombardear y seguir golpeando. Lo puede hacer y tiene un gran margen de mejora. Espero que sea consciente de que tiene que seguir trabajando porque creo que Nieto va a ser un jugador importante para el club.

Por la situación económica del club, el Zaragoza se mueve en un mercado que tú conoces: Segunda B, Tercera… ¿seis ojos ven más que cuatro?

Seis ojos ven más que cuatro y ocho ven más que dos. La dirección deportiva lleva mucho tiempo ojeando jugadores fuera de España, en Segunda B… La lista de jugadores que maneja el club es amplia. Pero no podemos fallar y debemos tener paciencia. Si tienes margen para firmar cinco o seis jugadores, tienen que ser jugadores en los que no puedas fallar. Si no, volveremos a lo mismo. Eso se hace con calma, con paciencia. Y sobre todo, dejando a Víctor elegir. Una vez que Lalo ha hecho el trabajo, que sea Víctor el que seleccione. Son muchos factores los que hay en el mercado. Pero creo que el club está trabajando bien en ese aspecto, consensuando todo con Víctor, que nos tiene siempre al día.

¿Qué sucedió con Gabriel Etinof?

Es un futbolista que vino a la presentación, que pasó reconocimiento médico. Se vio algo que no cuadraba. Eso no lo puede saber Lalo ni lo puede saber el club. Es una desgracia también para el chico porque me imagino que estaba ilusionado jugar en un club como el Zaragoza. Un parte médico te dice que hay un riesgo que no estaba previsto. Y, como hablábamos antes, no podemos dar un paso en falso y más con un jugador que puede tener un problema. Ante eso no puedes hacer nada. Es como si trajeras una caja sin saber lo que hay dentro. Hemos traído la caja pero cuando vimos lo que había dentro, no era lo que queríamos.

Estoy convencido de que el club no solo ha visto a un jugador y que está trabajando para contrarrestar ese “fichaje frustrado”. Da pena por todos, también por el chaval. Pero al final los trámites son los que son y no ha pasado uno que era inevitable. No es algo que pueda controlar el club porque hasta que no llega aquí no se le puede hacer un reconocimiento médico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s