OPINIÓN

Fin de ciclo

Manu Galvez.

fin de ciclo

Acaba la temporada en el cielo blanco y azul. Nubes blancas, gaseosas, que se evaporan como las pocas alegrías obtenidas esta temporada. Un firmamento azul y estrellado como los objetivos esperados. Pero como las ilusiones que permanecen en nosotros de manera imperecedera, nuestro Real Zaragoza volverá a situarse la próxima temporada en el centro de nuestro corazón, el disparo más certero a un amor no siempre correspondido como ha ocurrido  en esta temporada. La ilusión es optimista por naturaleza, si no,  no tendría razón de ser, y el pesimismo es incompatible con el zaragocista. Quien puede asegurar que no seremos el próximo año el Osasuna o el Granada de ésta. Por cierto quiero felicitar al Granada por el éxito conseguido y a Manuel López Sampalo, uno de sus más fieles seguidores, que le escribe con su maestría y su joyería de frases que construyen una Alhambra, y una amistad como la nuestra.

Nos quedamos sin fútbol oficial durante un par de meses. El verano llega con su calor característico pegado a él, una lapa sudorosa que ni aun así se separa de él. Nada se parece más al pegamento que este tipo de aguas sucias. El cierzo deja la pelota guardada en la balonera de nuestros sueños sobrios, secos. Los sueños calientes, húmedos, son para el verano, ilusiones para el cuerpo gélido de soledad y necesitado de sol cárnico. Con el otoño vuelve la cordura con su sequedad, su suavidad palpable, su realidad deseada. Comienza la temporada y uno no se puede dormir y menos si el sueño necesita hacerse real.

Tengo la sensación que todo va a cambiar para bien, que el hacedor de sueños que es Víctor Fernández, el líder indudable de nuestro equipo, nos guiará a conseguir el objetivo mínimo que siempre hemos tenido como entidad y que no es otro que estar en primera división. Su zaragocismo de piel jotera y ojos raperos. Tradición y renovación en su trabajo y en su talento. Kase o en sus rimas visuales, poesía de combinación y toque, siempre al ataque, siempre buscando ser referente. Carmen París, representando la rasmia femenina, constante y elegante. Nobleza baturra, soy de Aragón cantada por una jotera o por un rapero.

Entre todos marcaremos esos goles que cuando parezca que se desvían, nuestro amado viento redirigirá en su destino correcto. Desde aquí quiero dar las gracias al director de todo esto, de este Gol del Cierzo, tanto en su versión radiofónica como en su página web, por darme la oportunidad de hablar sobre lo que nos une, muchas gracias querido Jorge, por tu confianza en mis palabras, muchas veces poco periodísticas y otras veces, y que tienen menos perdón, poco futbolísticas, muchas gracias por la LIBERTAD.

Esto no es una despedida, si Jorge quiere seguiré por aquí contando mis cosas, pero me apetecía ser bien nacido con mi tierra y con los que confían en mí. Sí, termina una temporada y es evidente el fin de ciclo, el de nuestro Real Zaragoza en segunda división. Así sea. Larga vida a El Gol del cierzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s