CRÓNICAS, OPINIÓN

Tierra de nadie

Jorge Rodríguez Gascón.

tierra de nadie

La derrota ante el Almería confirmó la peor de las sospechas. La reacción del equipo aragonés, que llegó de la mano de Víctor Fernández, se ha apagado en los últimos partidos. El técnico aragonés ha conseguido salvar al Zaragoza del peor momento de su historia. Le cambió la cara a un club en depresión, casi de manera instantánea. Construyó un equipo con una identidad propia, capaz de hacer frente a cualquiera. Supo defender un estilo, una propuesta de juego y logró reavivar la ilusión de la gente. Víctor Fernández ya hizo un milagro: alejar al Zaragoza de los puestos de descenso. Era una locura pensar que podía recuperar en unos meses todo el tiempo que se ha perdido en la temporada. Tras la derrota de ayer, el técnico calibró la dificultad del momento: “Ahora tenemos que ser realistas, estamos más cerca de abajo que de arriba. Y es una amenaza permanente. No podemos mandar otro tipo de mensaje. Lo digo yo, que soy el entrenador, el máximo responsable. Siempre he sido un atrevido, pero ahora no debemos perder la perspectiva.”

Frente al Almería volvieron a asomar los problemas del equipo: capaz de dominar la circulación pero no el juego, capaz de generar ocasiones en el área contraria y de padecer en la propia. Un plantel con orgullo, que supo igualar el partido en el peor momento. Pero demasiado tierno para una competición en la que cada regalo tiene trascendencia en el marcador. Las jugadas de estrategia volvieron a ser definitivas en el partido y el equipo blanquillo volvió a remar a contracorriente. Los tantos de Álvaro Giménez y de Saveljich hicieron inútil el reestreno goleador de Álvaro Vázquez. Poco importó entonces que el empate llegase en una gran jugada colectiva. Tampoco que el Zaragoza iniciase el partido con energía y una partitura clara. Sin poder en las áreas ni sentido de la oportunidad, el equipo aragonés nunca supo sacar partido a sus buenas intenciones. Y ante el Almería perdió el encuentro dos veces.

El Zaragoza se alejó en el segundo tiempo de su modelo de juego. Con más corazón que cabeza y sin suerte en las jugadas decisivas, el equipo aragonés volvió a caer en su propio estadio. Con los tres de ayer, ha dejado escapar 27 puntos de La Romareda y es el segundo peor local de la categoría. Esa trayectoria le impide soñar a deshora con algo que no sea la permanencia. Casi en el mejor de los casos, el Zaragoza acabará la temporada en tierra de nadie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s