CRÓNICAS

Juego de errores

Diego Rodrigo Lafuente.

ZARAGOZA 18/19 MALAGA 18/19

Que el fútbol no es un deporte justo es de sobra conocido. El azar y la fortuna siempre juegan una importante baza y no es algo con lo que suela contar el Real Zaragoza. El partido del pasado domingo en La Romareda es una clara prueba de ello. El conjunto dirigido por Víctor Fernández realizó un partido muy completo, dominando el juego y sometiendo a un Málaga que poco pudo hacer en fase ofensiva. Pero cometió errores y los de Muñiz supieron aprovecharlos y la suerte les sonrió.

Las áreas son las zonas determinantes de este juego y el equipo aragonés no estuvo acertado en ninguna de ellas en su último choque liguero. El primer error, y el más grave, llegó en una falta lateral cercana al área en la que la zaga dejó completamente solo a un jugador del cuadro andaluz en el segundo palo. En la repetición de la jugada se ve como Ricca está completamente libre de marca desde que se produce el saque de la falta. Un error muy grave que los de Víctor Fernández podrían haberse ahorrado perfectamente. Pero el Real Zaragoza no fue el único que cometió errores.

Otro de los señalados del encuentro fue el colegiado Valentín Pizarro Gómez. El árbitro de Ciudad Real perdonó varias tarjetas que permitieron al Málaga continuar frenando al Real Zaragoza con faltas tácticas. Hasta 17 faltas cometieron los andaluces. Solo fueron castigados con tres tarjetas amarillas. El ariete del equipo blanquiazul cometió hasta seis faltas y se marchó sin tarjeta, mientras que N’Diaye paró dos contras del cuadro aragonés con dos entradas que debieron ser sancionadas con amarilla. Pero la permisividad no fue el único error del colegiado. Soro recibió en la esquina del área y un defensor andaluz le empujó con los dos brazos por delante, derribando al talentoso joven. El árbitro no señaló penalti y tras el final de la jugada recriminó al canterano que había exagerado.

El árbitro y la fortuna no estuvieron de parte del Real Zaragoza, pero el conjunto blanquillo no los necesitaba para haberse llevado la victoria, pues hizo méritos para ello. Sin embargo, no fue suficiente con dominar el partido hasta prácticamente ahogar al Málaga de Muñiz. Los blanquillos da la sensación de que tienen que ser excelentes para conseguir llevarse los tres puntos, pero siguen cometiendo errores que lastran al cuadro aragonés. Errores garrafales como el del primer gol visitante, errores en la definición de cara a portería, con Marc Gual como protagonista, y errores como la falta de contundencia en el segundo tanto del Málaga. No cometerlos y aprovechar los del rival es la clave de este juego de errores que es el fútbol.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s