PERFILES

El Benito más revolucionario

Diego Rodrigo Lafuente.

alberto benito (3)

La entrada al terreno de juego de Alberto Benito cambió el partido del Real Zaragoza ante el Mallorca. El lateral derecho de Tarragona saltó al verde de La Romareda en sustitución de Verdasca el sábado pasado. Con un resultado adverso de dos goles a cero. Su salida no solo dio frescura al equipo. Le enseñó el camino. Aunque habría que recordar que Benito no fue el único cambio tras la desastrosa primera parte del conjunto del león. Además del lateral, entró el centrocampista James Igbekeme para dar relevo a un Zapater claramente superado.

No cabe duda que Benito está siendo uno de los jugadores que mejor rendimiento están dando esta temporada a nivel individual, junto con Javi Ros y Jorge Pombo. Pese a ello siempre hay controversia con el ex del Reus. Denostado por algunos sectores zaragocistas. Bendecido por otros. El catalán ocupó el lateral derecho, donde estaba situado Delmás, que pasó a actuar de central, aunque la vocación de Benito durante los 45 minutos en los que jugó fue eminentemente ofensiva.

Prácticamente en el primer balón que tocó, Benito realizó una conducción hacia delante, dribló entre varios defensas y estuvo cerca de pisar el área rival. A pesar de no tener apoyos y atacar solo. Se produjo un pequeño runrún en la grada ante la acción del “2” del Real Zaragoza. Aunque falló en su primer intento, algo que habría desmoronado a algunos, él lo siguió intentando. Y en la insistencia halló el acierto.

El lateral no fue clave en ninguno de los dos goles blanquillos, sin embargo, sus irrupciones por la banda fueron un factor a tener en cuenta por la defensa mallorquina. Defensa a la que apenas se había inquietado en la primera parte. No fue así en la segunda. Benito, así como Gual, Pep Biel como lateral izquierdo y la mejora de Álvaro y Pombo, hicieron que el Mallorca se olvidase de atacar y sufriera un aluvión zaragocista. Ocasiones tuvo de sobra el conjunto del león para llevarse el encuentro, pero no supo aprovecharlas o se topó con un Miquel Parera muy certero bajo los palos. Benito pudo comprobar de primera mano el acierto del cancerbero cuando este rechazó con acierto un fuerte disparo del lateral catalán.

La entrada de Benito revolucionó un partido que parecía avocado al fracaso. Provocó, junto con la mejora global del equipo que el transcurrir del encuentro diera un vuelco y el Real Zaragoza pudiera incluso soñar con los tres puntos. Pero la mala primera parte y la falta de acierto fueron losas demasiado pesadas para los blanquillos, que tuvieron que conformarse con un empate en casa. Decepcionando una vez más a los aficionados, que llevan desde la primera jornada sin ver ganar a su equipo en La Romareda en un partido de Liga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s