OPINIÓN

El pilar eres tú

Miguel Ángel Gayoso.

tinogil_4990.jpg

El Real Zaragoza sumó un punto el lunes frente a Osasuna. Y gracias. Lo salvó de la derrota, una vez más, su arquero Cristian Álvarez. No sólo detuvo un penalti sino que fue clave con varias paradas ante ocasiones claras de los navarros. Como la que saca a Rubén García para evitar el 1-2 al final del partido. La sensación de garantías que ofrece un portero del nivel del rosarino se refrenda además con estadísticas. La de penaltis parados con el Real Zaragoza es incontestable. 3 de 3. 100% de acierto. Es un dato fruto del idilio del argentino con club y afición pues antes de jugar en Zaragoza sólo había parado 1 de 15. Además, Cristian, con 24 paradas en 8 partidos (3 de media por partido) se sitúa por encima de la media de porteros de la liga con casi diez paradas más (14,8 paradas de media porteros Liga 123).

Erramos el tiro cuando, analizando a un equipo de 11 o 14 jugadores, centramos la atención en uno solo de ellos, cuando damos más importancia a unos lances del juego que a otros, en un deporte de equipo. ¿Cuánto se repitió el año pasado que, sobre todo, teníamos portero y delantero y qué eso era medio camino hecho? Todos sabemos que sin encajar y con un 9 que las enchufe se tiene mucho ganado, pero también lo fugaz de la memoria. Lo selectiva que es, incluso. Sólo se acuerda de la épica del gol. De quien los marca y del que los detiene o no. Mañana tu presencia no será noticiosa, por habitual. Se hablará, mal que le pese a Idiakez, de la pareja de centrales titular. De si están bien físicamente Eguaras y James. De quién les acompaña en el centro, de si vivimos la primera titularidad de Soro para suplir a Gual o de qué dibujo empleará el míster. No se comentará la titularidad del portero porque a lo bueno se acostumbra uno fácilmente. Desde hace catorce meses se ha esfumado uno de los debates más encendidos de los últimos años: el de la portería. Pero ahí estarás tú, con tu serenidad de siempre. La que nos permitió luchar hasta el final por un sueño la temporada pasada. A la que nos aferraremos los zaragocistas cada vez que el balón se acerque a nuestra área.

El lanzamiento de penaltis, en el fútbol profesional, se estudia al detalle. Los lanzadores habituales, sus lados preferidos, sus zonas predilectas, porcentajes de fallos y aciertos. Cuando yo empecé a entrenar de portero en un equipo amateur y tocaba practicar penaltis, recuerdo que me decían que mirara al lanzador a los ojos. En ese examen visual podían encontrarse algunas pistas del lado por el que elegiría patear. El lunes, Cristian se olvidó de eso. Confió en su instinto y eligió un lado. “Intento dejar la mente en blanco”, confesó el año pasado tras parar su segundo penalti al Córdoba (cuando se tapó los ojos antes de lanzarse a su derecha). Desvió su mirada de la acción para evadirse en su recuerdo. Volvió a su refugio espiritual en las montañas catalanas. A aquel momento en el que decidió que ser portero le seguía haciendo feliz. Que eligieras Zaragoza para seguir haciendo lo que amas es un motivo de orgullo para la ciudad. El éxito de un equipo se empieza asegurando desde atrás. Ahí contamos con un portero original, el parapenaltis de la liga, la estrella silenciosa del equipo: Cristian Álvarez, el pilar eres tú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s