OPINIÓN

A un lugar de La Mancha…

Ánchel Cortés Gimeno.

Del que, al contrario que el inmortal Manco de Lepanto Miguel de Cervantes en las Aventuras de su enjuto Hidalgo, no tengo muy claro si quiero acordarme… se dirigen nuestras hoy apesadumbradas huestes con clara voluntad de levantar tanto el ánimo como los resultados. Aunque las perspectivas de éxito no están nada claras contra un rival que es la revelación del torneo, ocupando la posición de bronce en el score y que continúa invicto tras seis jornadas disputadas, acumulando tres victorias – la contundente en su estadio 3-0 contra el Córdoba, y dos a domicilio, una más ajustada en Reus 1-2  y otra más solvente 1-3 la más reciente fecha ante el sorprendente recién ascendido Mallorca- y tres empates a 1 contra dos recién descendidos como Coruña y Las Palmas, y ante el Cádiz en la penúltima jornada disputada.

Es necesario confiar que este veranillo de San Miguel sirva para recargar las baterías futbolísticas a nuestro equipo aunque todo apunta a pensar tras la empanada gallega del pasado sábado que el efecto Imanolico se ha ido esbafando, pues tanto al esquema como a las soluciones tácticas de este Zaragoza se les empiezan a ver las costuras. Dado que el 4-3-3 sucesor del rombo anterior ya no sorprende a los rivales, el juego posicional es un drama, no hay un mediapunta para recibir entre líneas, la fragilidad defensiva es enorme así como los errores individuales… nuestro centro del campo sigue dinamitado por lesiones y baja forma de los titulares y se van detectando decisiones erróneas desde el banquillo que dejan un equipo muy largo, poco ancho y, por tanto, fácil de batir y por ende de vencer.

Aún acumulando dos derrotas consecutivas –si la de Almería fue triste, la de la pasada jornada frente al Lugo en Romareda fue sangrante- no deberíamos empezar ya a rasgarnos las vestiduras en esta liga tan larga y mantener la esperanza de ascenso que la plantilla actual ha sembrado entre la afición con el buen juego desplegado en la merecida victoria frente a Las Palmas y la lograda en Oviedo. A pesar de que, en este mundo donde la matemática –y su hija la economía- son las que mandan, la actual SAD con la normativa vigente impuesta por la Liga de Fútbol Profesional –presidida por el ínclito Tebas- se ve forzada a limitarse al décimo tercer límite salarial de la categoría; contando con tan sólo 6.6367.000 € para pagar a todos sus asalariados, que como bien sabemos incluyen desde los jardineros a los directivos y sobre todo, los jugadores que nos deben devolver a la primera división del fútbol español.

Maldigo, e insistiré en dicho argumento, las veces que haga falta, la hora en que se decidió que los clubes deportivos –o al menos algunos, que esa es otra- debían convertirse en Sociedades Anónimas, pudiendo caer en las garras de auténticos mercachifles, de paradigmáticos sinvergüenzas… como se ha demostrado en varias instituciones deportivas que han ido a pique o que apenas pueden seguir competiendo, como es el caso de nuestro Real Zaragoza. Nuestro en cuanto a sentimiento, pues en rigor pertenece a sus socios propietarios que lo gestionan a través del Consejo de Administración. Fue propietario Soláns padre y lo heredó Soláns hijo, quien se lo vendió a un innombrable que nos masacró. Acompañado, por cierto, de ciertos amiguetes vinculados al poder político autonómico de entonces y de otros que aún hoy en día siguen disfrutando de palco, viajes y prebendas con la aquiescencia de los nuevos dueños quienes desde que su llegada – y menos mal pues el Zaragoza moría- siguen dándole respiración asistida en la UVI del fútbol español, mientras tratan de levantar tan maltrecha economía. E insisto en que nos salvaron la vida haciéndose cargo de la situación con un accionariado repartido entre el 27,41% de Prado de Altaoja (los Alierta), el 16,30% de Gredinco (los Yarza), 16,30 % de Tecnoiragin (Iribarren), otro 16,30% de Sport Around the World (Forcen) y un 12,81 % repartido entre un ramillete de accionistas minoritarios bien representados por el ex presidente José Ángel Zalba, quedando el 10,88 % restante para la Fundación Zaragoza 2032. Sólo gracias a ellos, a la hasta la fecha correcta dirección deportiva de Lalo Arantegui y las necesarias victorias a conseguir en el césped, podremos aspirar a volver a primera.

Si algo tenemos claro los zaragozistas es que para sanear las cuentas del Zaragoza no hay otra manera que volviendo a la primera división, para lo cual hoy y a pesar del denostado en esta casa Ortuño, nuestro reciente exjugador Febas y el poco valorado canterano Chus Herrero toca reemprender la senda de la victoria -nunca hemos perdido en el Carlos Belmonte disputando la segunda división- ante un Albacete, que además es uno de los pocos rivales en la categoría que manejan un límite salarial… apenas superior en 275.000 € al nuestro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s