CRÓNICAS

Un toque de atención

almeria vs zaragoza

El fútbol es un deporte que escapa de toda lógica, en donde no hay nada escrito y todo es posible. Solo así se explica que hace ya casi setenta años, en el mítico estadio de Maracaná, Uruguay venciera a la poderosa selección brasileña. Así se entiende que hace un poco menos de tiempo, el Leicester City se ganase el cariño del planeta fútbol tras alzarse con la Premier. O que el Huesca se impusiera a otros candidatos más firmes al ascenso para acabar celebrando este año su debut en Primera.

Poco importa en Segunda ser un equipo histórico, los títulos y las tardes de triunfos. Cuando el esférico echa a rodar todo se iguala. Si no, solo hace falta remontarse a unos días atrás, al encuentro entre el Almería y el Real Zaragoza. Llegaban dos equipos con rachas opuestas: el Zaragoza no conocía la derrota, mientras el Almería solo sumaba un punto. La lógica invitaba a que los tres puntos viajasen a Zaragoza, el resultado en cambio fue inesperado. Y eso que el conjunto aragonés llegaba avisado de la peligrosidad del rival. Pese a que solo tenía un punto en su casillero se le había colgado la etiqueta de “partido trampa”. Y aún con todo la derrota llegó cuando ya no se esperaba, cuando el empate empezaba a parecer lo natural.

Poco después de finalizar el encuentro llegaba Imanol Idiakez a rueda de prensa. Entre todas las respuestas y explicaciones, destacó que el equipo había jugado 70 minutos mejor que frente al Real Oviedo. Pero el Zaragoza no se pareció nada al equipo que hace solo una semana venció con contundencia en tierras asturianas. Es bastante probable que el castigo fuera excesivo, y que el Real Zaragoza no mereciera la derrota. Sobre el verde de los Juegos del Mediterráneo se había mostrado como un equipo confiado y serio, pero que al mismo tiempo adolecía de falta de fluidez y dinamismo.

Sin embargo, los problemas no empezaron a acrecentarse hasta después del descanso. Igbekeme se había quedado en el vestuario por problemas físicos, mermado tal vez tras el partido hace unos días de Copa del Rey. Entró en su lugar Buff y el equipo perdió parte de su capacidad defensiva, y a diferencia de lo visto hasta entonces el Almería comenzó a arriesgar. Así hasta que llegaron los goles, en propia puerta de Grippo y en los últimos minutos de Corpas. De poco sirvió el gol de Lasure que había empatado el choque minutos antes, pues al final los puntos se quedaron en Almería.

El partido se resolvió por detalles. Detalles como el del primer gol, que surgió de una contra iniciada cuando Grippo perdió el balón en la medular, y que finalizó tras una carrera del helvético y un gol en propia puerta. O como la pérdida de Papu en los minutos finales que propició una contra de Corpas y el triunfo del Almería. Detalles como el hecho de ir siempre por detrás en el marcador, que se tradujo en que el Real Zaragoza no fue a por el partido, al menos no tanto como el Almería.

La derrota sin embargo no debería hacer sonar las alarmas en un club que en las últimas semanas ha vivido momentos muy dulces. Es más un toque de atención, que recuerde que cualquier rival te puede dar la sorpresa y demuestre que las derrotas se pagan muy caras en esta categoría. Sin embargo, la actuación del equipo en las últimas semanas invita al optimismo, a la confianza y a vencer en el próximo encuentro frente al Lugo. Hay muchos motivos para creer en este equipo.

 

Raquel García Bonet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s